Perdiéndole amor al fútbol

Perdiéndole amor al fútbol

El fútbol y yo siempre hemos tenido una buena relación. Como dijo algún día el delantero uruguayo Diego Fórlan: “todo el mundo tiene problemas y el fútbol termina siendo el psicólogo más barato”, por eso siempre ha estado a mi lado. En momentos de tristeza y alegría, ha sido el personaje que ha marcado varios momentos de mi vida. Desde el mejor abrazo que he dado en mi vida hasta la última vez que lloré de alegría. Pero ahora siento que el fútbol es el que necesita un psicólogo. La decepción al saber todo sobre el escándalo FIFA hasta ver cómo en nuestro fútbol hay equipos que no tienen ni reconocimiento deportivo, me han llevado a escribir las siguientes razones por las que hoy siento que no quiero al fútbol como lo quería cuando era un niño, tal vez esa sea una buena razón, cuando niño veía en el fútbol un ejemplo de deporte, no existía nada más que ver ni jugar, algo hermoso. Ahora que he crecido veo que eso de hermoso tiene muy poco.

El año pasado fuimos testigos del escándalo más grande en la historia del fútbol, el llamado FIFAgate. Salieron a la luz todas las artimañas que se han cometido en el fútbol mundial, desde partidos comprados hasta dineros a las federaciones para que no demandaran actos irregulares. En este caso pensamos que Luis Bedoya, ex presidente de la Federación Colombiana de Fútbol,  se iba a salvar de estar incluido entre los dirigentes corruptos, todo por ser el año de la paz. No fue así, a los pocos meses desapareció de la escena pública y resultó declarando donde los gringos. Este es el primer caso y creo que el más importante para que mi amor al fútbol haya mermado. Aunque uno cuando crece sabe que debe creer sólo en sí mismo -y eso, dudándolo un poco-, sabe que las cosas no son color de rosa. Un mundial en Sudáfrica de la noche a la mañana y otro por allá en Qatar no se da por simples ganas de ir a conocer…

MRW it's payday but my pay is low

Hace pocos días el padrastro de James se veía y oía muy bravo quejándose a través de los medios de comunicación porque a su equipo, Tolima Real, no lo dejaron participar en el Torneo Águila. Semanas después, nos enteramos que el Depor FC, equipo participante del Torneo Águila y la Copa Águila, perdería los puntos por w -sí, así como en la cancha de micro que muchas veces nos vio salir borrachos-, esta vez no porque el equipo llegara incompleto o enguayabado, sino porque el Depor FC no cuenta con reconocimiento deportivo para jugar en el fútbol profesional. Resultado, perderá los partidos 3-0 hasta que no se consiga el reconocimiento deportivo. Resultado, presidentes de los otros equipos felices porque se ahorran la platica del viaje y las aguas para el partido y ganan 3-0 sin mover una uña. Ese es nuestro fútbol.

Pepsi (Ras Tas Tas) James Rodriguez, Cuadrado, Armero, Teófilo, Cristian Zapata

Ex novias, amigas con derechos, amigas especiales y amigas feas, pueden testificar que hasta hace pocos meses no había quien me hiciera perder un Boyacá Chicó Vs. Alianza Petrolera jugado en la ciudad de Tunja. Me despertaba, a veces a las 6:00 a.m. un sábado para ver la liga inglesa y me dormía el domingo a las 11:00 p.m. viendo a Marocco analizando los partidos del Bucaramanga, esa era mi rutina de los fines de semana. Ahora no. Pasan partidos importantes en el mundo del fútbol, clásicos de España, Inglaterra, Italia, Francia, Colombia y me doy por enterado días después de que hubo ese partido. La decepción hacia el fútbol profesional me está ganando. Son las 11:00 p.m. del domingo y no estoy viendo a Marocco en Espn, ando escribiendo y escuchando de fondo a Los Chiches del Vallenato.

One Direction - Night Changes @ Apple Music Festival 2015 (music doesn't match up with the video)♪Ayúdenme para enamorarla, no quiere aceptarme ramos de flores,
si yo sólo quiero dibujarla… no se tranza, como deja, morir a un hombre ♫

Bueno, volvamos al fútbol. Ahora sé que la mamá de James está brava con todo el planeta porque le están haciendo mucho matoneo a su hijo. Lamentablemente ese es otro punto. Las secciones deportivas de los noticieros se están llenando de farándula futbolera, se habla de escándalos de jugadores y se deja a un lado el deporte como tal. No hay ningún medio que en estos momentos nos confirme la realidad del desaparecido Falcao, en cambio sí los hay para confirmar que la novia de James se operó la nariz. Hablando de medios, recomiendo encarecidamente que usted señor lector -y señora lectora, no hay me jodan por lo de la inclusión-, se pasen a la radio y los periódicos, la televisión nacional por estos días no es muy educativa que digamos. Los noticieros son como un espacio lleno de videos de Youtube y las novelas ni hablar. En fin, no nos desviemos. Esa pasión con la que crecí, volviéndome un hincha fanático, abonándome a un equipo de fútbol, comprando camisetas, pensando que el fútbol es mi vida, va desapareciendo y me preocupa. Toda mi vida soñé con ser futbolista y al ver este sueño frustrado caí, como muchos, en el periodismo deportivo. Esa idea de comentar, narrar, estudiar, analizar los deportes ha ido cayendo últimamente. El culpable, uno solo, el fútbol. Muchas decepciones -no porque sea hincha de Millonarios, no-, sino por las anteriores razones que he escrito aquí. Ojalá todo mejore, no quiero que esa buena relación algún día se termine, no sabría qué hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s