Nunca me gano una polla

Nunca me gano una polla

Se acabó la Copa América Chile 2015, se acabaron las tardes de vagancia laboral en donde hasta el jefe se relajaba y hacía fuerza en los partidos para ganarse la polla. Se acabó la copa en la que Cavani dijo que la Selección de Jamaica era difícil por lo que era una selección africana y luego Jara, sí, el jugador de Chile, a modo de solidaridad con los jamaiquinos, le metió los dedos a Cavani hasta lo más profundo del África. Esa copa en la que el único gol que anotó nuestra selección chibcha, lo marcó un defensa. Esa copa en la que el “Profe” Pékerman cambió la sudadera que lo hacía ver como un viejito de esos que sale temprano a la cancha de micro del barrio para bailar el ula ula con un recreacionista que no tiene más remedio que echarle ojo a las nietas de los ancianos, por un buen abrigo y una bufanda con el escudo de nuestra gloriosa selección.

Lo más bonito de un torneo en donde participa nuestra selección es que aparece la plata y todos, entendidos o no del fútbol, se quieren meter a la polla. En la oficina lo primero que dijeron fue: “eso se la gana Fredy porque sabe mucho de fútbol”. Ojalá. Se acabó la copa y quedé sin un peso. En la tabla de 14 participantes quedé en el puesto 7. Y es que siempre la polla se la gana el que menos sabe de fútbol, el que menos ganas le mete al tema, el que no ve los partidos y se entera que va ganando casi al final, el que paga la polla como en 24 cuotas, Etc. Los que sabemos de fútbol, nunca veremos un peso por ponernos de calculadores.

Soy de los que espera hasta último minuto para poner marcadores. Me la paso averiguando en la previa de un partido cómo van a salir los equipo, quién juega y quién no, si salen con un 4-4-2 o un 4-5-1, si se recuperó un jugador de alguna lesión, en fin. Hasta que los equipos saltan al terreno de juego, me decido por un marcador. ¿Y para qué? Para que al minuto 3 del primer tiempo se lesione la figura del equipo, para que al arbitro se le de por expulsar a un jugador y dejé un partido 11 contra 10 y para que a lo último, ni siquiera, le pegue al ganador del partido…

Terminan los partidos y vemos como esa gente que pone marcadores por salir del paso y por ponerlos porque de pronto se les olvida asignar los resultados de las próximas fechas, escala en esa tabla de posiciones undiéndolo a uno hasta lo más profundo de un charco de esta Bogotá Humana. Nunca me gano una polla, me esmero y no lo consigo. Creo que ese es el problema, entre más análisis le haga a los partidos, peor me va a ir. Voy a adoptar la medida de todos los ganadores de las pollas en las que he participado en mi vida, de ahora en adelante colocaré marcadores con el corazón, claro está, si uno le mete corazón hasta peor le puede ir, o dígame si ¿usted puso que Colombia perdía contra Venezuela en la primera fecha? No sé qué hacer, estoy más confundido que los hijos de Ricky Martin el día de la madre, menos mal el Mundial Rusia 2018 aún está lejos para reflexionar y asesorarme con esa gente que no tiene ni idea qué es un fuera de lugar pero que aún así se gana las pollas, esperando algún día ganarme algo.

Me siguen en @fredyosobrio en Twitter. Gracias por leer. Ojalá se les haya quitado el frío esta noche hablando de pollas. Descansen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s